De corazones rotos, caras feas y la belleza de la soledad

Esto de una vez aclaro, no aplica a todas. A las demás que si nos, les cuento que sigo sin entender el porque lo hombres suelen ser tan felices estando solteros y solos y a las mujeres la sola palabra soledad nos aterra. Hago la suposición de que quizás todo empieza desde que somos pequeñitas y desarrollamos ese extraño gusto por llamar la atención. Que ¡Mirame papi que lindo bailo!, que me mire Juanito el de mi salón y que me miren toda nomas que no sean los calzones. Y luego esa obsesión la seguimos de adolescentes cuando en una etapa depresiva nos vemos al espejo y empezamos con la cantaleta: Que si estoy fea, que si estoy gorda, que si nadie me quiere, que me voy a quedar para vestir santos, que me lleva la fregada y así estamos hasta que pasa la menstruación o nos encontramos a cualquiera que nos diga lo contrario. Y resulta que a raíz de estas tristes disertaciones que aprendimos viendo en casa,o en la escuela o con las amigas son las que muy probablemente regirán nuestras vidas adultas. La palabra soledad en los diccionarios femeninos se define como sinónimo de perdedora, rara, fea, aislada y tantas cosas mas, que no es de extrañar entonces, que ninguna quiera hacer con ella verbo. Y es ahí a mi parecer que comienza, la historia de la vida de muchas de nosotras: mas vale mal acompañada que sola y la gran cruzada por encontrar al hombre que nos ayudara a salir del negro abismo de la soltería o peor aun de estar solas como hongos oaxaqueños.

Porque, ¿A quien le gusta estar apestada del resto de las personas normales? ¿Solos? ¡Dios nos libre! Solos los perros. Y aun así habrá alguien que los acaricie o les aviente un huesito. Y en base a esta teoría, empezamos relaciones que a veces tienen tintes o medio masoquistas o medio paranoicos.

Es una verdadera pena que todavía en estos tiempos tan avanzados en tecnología, información y desarrollos sociales y donde a la mujer se nos ofrece una amplia gama de posibilidades de trascender en el mundo, aun sigamos siendo codependientes de alguien mas. Y no lo digo nomas por hacerme la sabionda, sino porque tristemente así es. ¿Cuantos casos no se han escuchado de mujeres que se dicen feministas de hueso colorado, grandes profesionistas, mujeres exitosas en sus campos de trabajo que han cometido alguna locura en nombre de lo que llaman "amor" o "pasión fatal"?

Y comienza la función. Los actos principales son los que llevamos a cabo para que nadie nos quite lo que asegun "nos pertenece", y aquí traigo el caso que ocurrió apenas hace un par de años en gringolandia donde una mujer, astronauta de profesión fue condenada a prisión por intentar matar nada mas y nada menos que a una colega suya que le había quitado el amor de su ex amante el cual también era astronauta. Manejo practicamente 1500 km desde Houston hasta Orlando con un pañal puesto y sin detenerse hasta llegar, y falto poco para que cometiera una barbaridad por algo que en realidad viéndolo bien, no valía la pena. Y como este caso, hay muchisimos mas, de hecho y si alguna de nosotras lo analizamos ¿Cuantas no cometimos alguna que otra locura por el amor de un hombre? Habremos algunas que haciendo incluso memoria nos echaremos a reír de vergüenza o de buena gana porque ¡Se hace cada cosa estando enamorada!

Total que buena o mala que haya sido la experiencia, el punto es que, el transfondo de todo esto también es en parte por el miedo tan profundo que le tenemos a la soledad. Y este miedo es porque en parte le tememos a enfrentarnos a nosotras mismas. Y me pongo de ejemplo: recuerdo cuando mi ahora ex esposo nos dejo a mi y a mis hijas un buen día, y fue en ese buen día cuando a mi se me derrumbo todo, y el solo pensar en el futuro me causaba una serie de pesadillas y visicitudes tan oscuras que cuando me ponía echa un mar de lágrimas, casi casi me parecía escuchar de fondo la canción de Marisela "Sola con mi soledad..." Y me entraba un miedo... y si, me decía: "Tengo miedo... tengo mucho miedo". Sin embargo, y conforme se fueron acomodando las cosas, junto con los fines de semana o periodos de vacaciones en que mis hijas se iban con su padre, y yo me tenia que quedar sola, fue como aprendí y comprendí que la soledad no es tan fea como la pintan. A veces me iba con amigas o amigos y me la pasaba muy bien, pero fue cuando me toco salir conmigo misma que descubrí que la única manera en que puedes desarrollar una sana relación con alguien mas, es aprendiendo primero a convivir con tu linda persona. Porque la neta, ¿Quien sino una es quien mejor te conoce? Siendo mi mejor amiga y aceptando que al final solo me tenia a mi me abrió los ojos para saber que no necesitaba a un hombre a mi lado ni para ser feliz, ni para sentirme completa.

Ahora se esto y es mi deseo, que cada mujer que aun no tiene un compañero a su lado, o por alguna otra razón esta sola, no desespere ni crea que permanecerá así por el resto de su existencia. Todas tenemos nuestro tiempo y mientras este se da, tenemos la oportunidad de conocernos y reconocer que somos seres completos por nosotras mismas, y que cuando llegue el susodicho adecuado (o incluso sino llegase), no lo completaremos a el, ni el a nosotras, ni mucho menos sera quien haga mi felicidad, porque felices ya debemos ser, y ellos solo vendrán a invertir en ella. Y el estar completas es algo que podemos construir y moldear para no ser medias naranjas, sino toronjas completas y hermosas, y sobre todo únicas.

Y también te puedo decir por experiencia, que no se necesita andar una vendiendo con una micro falda y un mega escote y maquillada como travesti cuando al final lo que vale, y es irónicamente lo que mejor vende, es la seguridad en una misma y que si es necesario como dice el dicho: mas vale sola y feliz, que triste y mal acompañada. Y bueno al final la mejor opinión la tienes tu, me gustaría me la pudieras compartir. De mientras les deseo harto amor (aun si viene de ti misma), mucha belleza y una lluvia de aventuras de aquí en adelante contigo misma. Y como digo... Olé y see ya!
  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

4 Response to "De corazones rotos, caras feas y la belleza de la soledad"

  1. Menospausas says:
    11 de agosto de 2009, 13:27

    Hola Martha, nunca había llegado a tu blog, gracias por tener a Las Tres y un cuarto en tus blogs que sigues.

    Leí un poco de tu post, creo que los hombres también se sienten solos, gordos, feos, o viejos eso es el peor sentimiento para ellos.

    No soy feminista de hueso colorado, creo un poco en los derechos de la mujer, en decidir sobre nuestro cuerpo y la igualdad en los trabajos, sea en ámbito laboral o en el menos reconocido ámbito laboral de ama de casa. En eso si creo, pero en rasgarme las vestiduras porqué me digan un albur o me vean mal por ir sola a una fiesta, o escuchar la palabra solterona no me afecta.

    La verdad es que vivo con mi pareja, pero normalmente salgo a las fiestas sola, esto porqué a él no le gustan.

    Bueno pero la cosa es que a los hombres también les da por sentirse mal, por sentirse feos o solterones, y solos sobre todo solos, solamente que no hablan de ello, no lo mencionan o tal vez no lo digan porqué ellos tienen mas tabúes o la misma sociedad no les permite decir a los cuatro vientos me siento solo, o se esconden mejor que nosotras. Precisamente hace poco leía un post de un joven que se llama Soledad, a él le sorprende que sea el post más visto de su blog, el que tenga más visitas.

    Creo que los hombres se esconden, se privan de manifestar la soledad, pero es un hecho que los hombres viudos viven menos tiempo que una viuda, bueno creo que es por cuestión de educación el no saber hacer las cosas, pero creo que además de la vida diaria les duele más el estar solos, ir a una fiesta familiar o de amigos sin pareja y las mujeres de sus amigos queriéndoles presentar a las amigas, ellos lo negaran pero somos seres sociales y todos en algún momento necesitamos de alguien

    Saludos Martha ya mejor me quedo calladita porqué mi comentario será más largo que tu post.

    Un abrazo desde las tres y un cuarto

  2. Martha Luna Silva says:
    11 de agosto de 2009, 19:43

    Hola! pues muchas gracias por venir a revisar este intento de blog. Para mi tambien todos los comentarios son retroalimentadores, porque definitivamente no me considero portadora de la verdad. Meras consideraciones mias ;) y si coincido contigo: todos los seres humanos somos vulnerables al sentimiento mas temido: la soledad. Pero no se porque a las mujeres nos pega mas, sera que somos un mero manojo de emociones. Igual yo puedo decirte que a los hombres les pega la soledad tanto o mas que a nosotras,aqui el caso es que estos mondrigos lo dismiulan mejor. Una se escuda a veces en mil excusas para estar de cualquier modo menos sola. Y bueno yo entiendo a las que pasan por ello, por eso mismo me puse de ejemplo y como descubri: la soledad no es tan mala cuando aprendes a verla del modo correcto. Y te cuento que antes de volverme a casar era de las que me iba sola al cine o a comer y eso se que hay gentes que les parece raro, a mi en lo personal me encantaba! y mas porque descubres a veces con asmobro que no eres la unica.
    Y bueno, lo que si considero una pena es ver casos de mujeres exitosas que sucumben ante amores fallidos y casos hay por montones, son casos tristes pero al mismo tiempo nos da una idea que no solo nosotras las feas padecemos de mal de amores... aun las lindas, ricas y famosas.
    Se que a las mujeres nos da miedo la solteria y morir solas devoradas por los gatos. Pero... no se... no es tan malo, yo creo al igual que tu que son tabues impuestos por la misma sociedad y lo que "segun" deberiamos hacer. Aprender a valorarnos por lo que somos y no por lo que los otros digan, es lo que al final quiero transmitir a tantas mujeres que quizas pasen por lo que yo pase.
    Y me encanta su blog! neta! y pues fue un chiripazo la forma en que di con ustedes, lo cual agradezco en el alma porque sus posts me hacen el dia y me informan bastante, lo cual ya es en si, una gran ganancia. Saludos!

  3. Anónimo Says:
    12 de septiembre de 2012, 12:45

    hola
    saves no es que yo no este de acuerdo con lo que dices por que hasta a mi me aterra la idea de caminar por la calle y me llamen solterona o como a mi siempre me ocurre me gritan GORDA y eso es algo que ni diciendo que la belleza interior es lo que vale cambiara la sociedad.
    la sociedad misma te exige que tengas que ser guapa y delgada y para eso hay muchos salones, spa faciales, cirugias, etc.
    tal vez es por que tu mamita estas delgada.
    y la verdad apoyo tu comentario pero la sociedad no lo acepta la belleza interior no sirve.
    atte. la realidad

  4. Martha Ale Silva says:
    12 de septiembre de 2012, 15:41

    La verdad (y no me lo tomes a mal) no entendí tu comentario... Yo alguna vez en mi vida fui gorda, y bastante gorda honestamente y lo que hice fue bastante sencillo: Me puse a hacer ejercicio y empece a comer de forma más sana. No por alguien más y mucho menos porque me importara lo que la gente pensará o dijera de mi, lo hice por mi salud, punto. Quizás ahorita no este flaca anorexica pero al menos vivo feliz conmigo misma, cosa que al parecer te falta a ti. La realidad es fea es cierto, pero ¿de que me sirve vivir solo de lo que los demás piensan? Yo conozco mujeres muy gorditas que han asumido con orgullo su figura y viven más que contentas... Así que yo te pregunto ¿porque en lugar de amargarte mejor no intentas ser simplemente solo tu? Y créeme conozco mujeres bellísimas por fuera pero por dentro... Un basurero apestoso es mejor que ellas. Cuídate y amate.