Mis 42 años de vida y lo que Alicia me enseño



Y dejenme les aclaro que me refiero a la película de "Alicia en el país de las Maravillas" Versión Tim Burton y Johnny Depp, la cual hasta hace poco se me hizo ver por la tele ya que cuando la pasaron en los cines jamas me llamó ni por error la atención ir a ver. Y vaya que me lleve una gran sorpresa ya que aunque ya había oído críticas poco favorables respecto a ella, a mi en lo personal si me gusto... y mucho, incluso me sentí muy identificada con el argumento manejado. Y justo cuando voy cumpliendo 42 años de una muy buena vida, me permito compartir con ustedes algunas pequeñas reflexiones en cuanto a estos dos acontecimientos y que me vinieron como anillo al dedo.


Mucha gente en realidad no llego a entender muy bien el porque de la trama que manejo Tim Burton en su muy particular versión de "Alicia en el país de las Maravillas", la cual muestra a una Alicia dando un paso a la madurez y que ha sido pedida en matrimonio por un tipejo que es de lo más insoportable, una familia política igual de inaguantable y la presión de su propia madre y hermana por hacer algo con su vida. Y creo que dejando de lado lo demás de la trama que en verdad me cautivo, para mí esto es el corazón mismo de todo: El dejar que todo el mundo decida nuestra vida y lo que tenemos que hacer con ella.

Y digo que me identifique porque así fue casi la mitad de mi vida: Dejar que todo mundo pensara y decidiera por mi y por lo que me convenía, sin darme la oportunidad de dejarme equivocar haciendo mis propias elecciones. Desde mi manera de vestir, que carrera estudiar, que música escuchar e incluso que amigos tener.

Y bueno no que me este quejando o haciendome la víctima, sin embargo es con el paso de los años que uno va entendiendo que si no nos armamos de valor TODA nuestra vida viviremos a expensas de la opinión de otros.

Yo incluso llegue a cometer el error de creer que al casarme por primera vez iba por fin a tener la oportunidad de llegar a tomar mis propias decisiones y hacer con más libertad cosas que a mi en realidad me gustaban, lo cual sólo me trajo decepción ya que en mi caso seguí en el mismo parámetro: Tener que hacer y ser de cierta manera para no molestar, y dejarme guiar por las decisiones de alguien que en realidad no me llego a entender, ni a conocer en lo más mínimo. En fin, que como les digo, la vida nos llega a dar de topes y porrazos pero también es verdad que de no ser por estos jamas aprenderíamos nada.

Sin embargo y gracias a Dios los años pasan, y debo reconocer que es con el paso de ellos y con la sabiduría con los cuales vienen envueltos que se comprende porque a veces las cosas deben suceder de cierta manera. En mi caso y a pesar de las cosas tristes que viví pude darme cuenta que no depende de nadie más más que de mi misma el elegir lo que quiero para mi vida. Es verdad que siempre nos toparemos con gente en nuestra ruta de vida que nos servirá de apoyo y nos brindaran consejo en ciertos momentos de nuestro recorrido, y de los cuales aprenderemos mucho, sin embargo finalmente recae en uno mismo, en nuestros sueños, en nuestras decisiones e incluso en nuestras equivocaciones que empezaremos a construir nuestra propia existencia, sea esta perfecta o imperfecta.

Y ahora que llegue a 42 años de vida llena de experiencias tanto felices, como tristes, de decisiones mal y bien tomadas y de alegrías y decepciones es que puedo decir con total seguridad que finalmente tome las riendas de ella. Quizás parezca (Y es verdad) que me tomó mucho tiempo pero bueno... mas vale tarde que nunca ¿No creen?

La vida es un cumulo de muchas cosas pero lo que puedo decirles con total seguridad es que nunca debe ser la vida de alguien mas. Pasar nuestra ya de por si nuestra corta e impredecible vida dejando que otros quieran hacer o decidir con ella, es el mayor de los errores porque nadie sabe a ciencia cierta lo que nos conviene o no nos conviene más que uno mismo, y es nuestro derecho y nuestra obligación el averiguarlo y llevarlo a cabo.

Quizás nos equivoquemos, quizás venga la duda, y es valido pedir de vez en cuando ayuda y consejo pero no confundamos la guía a ser practicamente dirigidos en todo lo que hacemos, ya que solo tanto por medio de los errores y aciertos es que llegaremos al País de las Realidades, el cual les aseguro, es mejor en el que esta Alicia.

Y antes de despedirme me confieso culpable de haberme tardado muuucho en publicar pero bueno, a veces resulta que Doña Inspiración anda lejos y de verdad que me cuesta mucho localizarla. Así entonces cuidense mucho, amense más y por aquí nos vemos ojala muy pronto... See ya!
  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

1 Response to "Mis 42 años de vida y lo que Alicia me enseño"

  1. Alejandro Canton says:
    31 de enero de 2013, 5:23

    hola, me gusto mucho tu reflexión, yo también acabo de cumplir 42 y con experiencias distintas a la tuya, comparto tu idea de la vida. Suerte!!!
    Alejandro