Con la sexualidad a flor de piel


¿Pueden imaginarse algún tema que sea mas Tabú que el del sexo? De hecho la única mención de la palabra s e x o causa entre cualquier mortal una serie de reacciones que van desde el sonrojo virginal de las mejillas hasta el colapso embolico total. Lo irónico del asunto es que siendo el sexo un tema espinoso de tratar o de hablar, es al mismo tiempo uno de los que mas atracción y fascinación causan. Una relación repudio-morbo que a pesar del desarrollo de la raza humana en cuanto a tecnología y conocimientos sigue siendo hasta la fecha punta de flecha y controversia.

En este aspecto, series americanas como "Sex and the city" y "Friends" fueron en su momento, la pauta que empezaron a mostrar por television en cadena internacional el tema del sexo como algo que debería ser visto de lo mas normal y natural. Sin embargo las reacciones al ver como en Nueva York la sexualidad se manejaba tan abiertamente y sin tapujos, ocasionó conflictos fuertes para quienes veían las series, por el hecho de dar a conocer una cara hasta ahora desconocida del comportamiento humano: Las relaciones físicas de mujeres y hombres. Porque siendo honestas, este sigue siendo hasta la fecha el tema menos entendido y con mas ideas equivocadas al respecto.

Y yo me pregunto: ¿Porque nos asustamos y sorprendemos tanto de algo que, aunque me tape los ojos y oídos con fuerza, esta en este preciso momento sucediendo en alguna parte del planeta tierra? ¿Porque tendemos a castrar un tema que produce en ocasiones vida en si mismo? ¿Ignorancia? ¿Temor? ¿Prejuicios? O quizás todos a la vez.

Sobre todo es en nosotras las mujeres, donde se da con mas regularidad el tratar el asunto del sexo con tanta delicadeza y pudor, que pareciera que se nos fuera a salir de control en cualquier momento. Ya que parte de lo que es la sexualidad femenina, tiene que ver y de hecho comienza con nuestros cuerpos. Asi entonces sucede que, revisar y explorar nuestro cuerpo resulta ser incomodo, innecesario, lastimoso o incluso hasta vergonzoso. Ya que una cosa es que una vez al año nos abramos de piernas frente al ginecólogo para que nos examine, muy a nuestro pesar, y otra muy distinta es que una misma sienta la plena confianza de auto explorarse. ¿Te puedes imaginar entonces siquiera que tu pareja te viera tal cual eres? ¡Ni hablar!

El nombre de Eve Ensler tal vez no signifique nada en si, pero esta mujer fue la autora y creadora de la famosa obra de teatro "Los monólogos de la vagina" estrenada en los años sesentas en los Estados Unidos, y la cual trata abiertamente de la sexualidad femenina, y como existe una ignorancia generalizada en cuanto al poder de la mujer en una de sus partes mas escondidas y poco comprendidas: Su vagina, el centro mismo de su sexualidad.

Y de una vez aclaro para que nadie se me espante, que no pienso hablar de nada obsceno, vulgar o indecente. Simplemente quiero exponer de manera sencilla y natural el papel tan importante que nuestra propia feminidad tiene para una vida plena y saludable.

Porque ¿Qué seria una mujer sin la conciencia de su propio cuerpo? Y aunque uno de los enemigos mas acérrimos de una sea el espejo, ya que tendemos a menospreciarnos por lo que nuestros ojos ven, es también el que nos muestra la verdadera belleza del mismo, aunque nos resulte difícil de creer.

Palabras como vagina, clítoris, vulva o pubis suelen ser escuchadas con horror, prudencia y hasta extrañeza por nosotras, pero nunca como sinónimos mismos de lo que nos hace únicas en nuestro genero, ya que son estas las que, si las sabemos apreciar, cuidar y amar en lo que son, nos darán la alegría de ser mujer.

Y no empiecen a verme con cara de "Esta de plano se volvió loca", ya que es la verdad, y nada más que la verdad. ¿De que sirve haber sido dotadas con órganos tan maravillosos si no queremos saber nada de ellos mas que para lo más indispensable? La respuesta esta en nuestra propia enseñanza de que lo que este escondido bajo los pantalones, no es digno de mencionarse, mucho menos de ser visto. Y yo les digo que si fuimos bendecidas con nuestras partes nobles, lo menos que debemos hacer por ellas es ser agradecidas y darles el cuidado y aprecio que se merecen.

Y usualmente sucede que cuando llegamos a mencionarlas es solo entre platica de amigas de mucha confianza, y en un plan mas en broma que en serio. Lo cual no tiene en realidad un gran problema si al final seguimos tomando la parte inferior de nuestro cuerpo en serio.

Y la única manera de tomarlo en serio es siendo serias e informándonos sobre ellas, yendo al médico, preguntando a quien sea necesario, siendo honestas con nuestras parejas pero sobre todo manteniendo una relación más que abierta con nuestra vagina: Conociéndola, protegiéndola, amándola y aceptando que si no fuera por ella quizás nuestra vida no sería tan agradable y divertida. Y aclaro que no se trata de exponerla públicamente, sino todo lo contrario, por lo cual ya saben ahora para que nos sirve el espejo.

No me tomen esto a mal, y comiencen a relajarse, escuchen en su interior tanto como en su exterior, y verán que en realidad es más fácil de lo que parece, todo depende de cada una y de acuerdo a nuestras propias necesidades, jamas sintiéndote presionada o manipulada, porque al final somos dueñas de nuestros cuerpos, y haremos con conciencia lo que mejor nos haga sentir y eso es a fin de cuentas lo más importante de todo.

Y antes de partir jubilosa les deseo una excelente semana y que sean llenas de cosas buenas y que sus mentes y corazones estén abiertos a la alegría de ser mujer. Cuidense mucho y mandenme sus comentario que como siempre soy feliz de recibirlos. See ya!
  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

4 Response to "Con la sexualidad a flor de piel"

  1. nadasepierde says:
    16 de julio de 2010, 9:58

    Estoy totalmente de acuerdo con vos, no debería ser así, y sin embargo todavía lo es.
    Sera el resabio de la educación, que poco a poco se va cambiando. A mi me educaron en esa verguenza del sexo y cuando mi madre hablaba de "eso" (que horror) se referia a "la porquería".
    En cambio mi hija jamas escuchó eso de mi, y en casa hablamos abiertamente de todo, supongo que eso les crea naturalidad y ahuyenta la verguenza.
    Y a puertas cerradas, uno tiene que aprender a conocerse, como es, que cosas le dan placer, cuales no, sin verguenza.
    Muy buen tema!

    un beso

  2. Martha Ale Silva says:
    17 de julio de 2010, 11:38

    Es increible como a mi hasta la fecha y a mi edad el tema no deja de sorprenderme. Ciertamente y a pesar de estar tan avanzados en otros ambitos es precisamente en este donde aun seguimos en pañales. Sin embargo sigo creyendo firmemente que somos nosotras las muejeres las que haremos un verdadero cambio en la manera de ver el sexo, para que en lugar de que siga siendo algo "Tabú" o "sucio y vergonzoso" se transforme en lo más bello que tenemos, por que de ahi finalmente venimos... Gracias mil por tu comentario =)

  3. Anónimo Says:
    25 de agosto de 2012, 19:31

    ????
    si esa pregunta la hubiera hecho hace un siglo, allá por 1912, tendría razón de ser.
    pero hoy es el pan de cada día, en todos sentidos y en todos los ámbitos y en todos los medios...
    échele un ojo al cine, tv, periódicos, revistas (incluso para adolescentes), entre a cualquier chat, visite escuelas primarias, secundarias, etc...
    en una época en la que los jóvenes inician su actividad sexual en promedio a los 13 años, en la que la homosexualidad y la bisexualidad son otra desafortunada moda, en realidad cree que el sexo sea un tema tabú????
    En dónde????

  4. Martha Ale Silva says:
    25 de agosto de 2012, 19:41

    Creo que si hubieses leído más allá de la primera línea ya entenderías porque puse lo de "Tabu". Saludos.